El famoso Halloween, o también
conocido como Día de las Brujas, es una celebración a la cual se le puede
vincular con diferentes orígenes. Su celebración se efectúa en lugares muy distantes y con costumbres  diversas.
Halloween se celebra en la noche
del 31 de octubre, cuando niños se disfrazan y piden dulces de puerta en
puerta, tradición que también se lleva a cabo en la mayoría de los países
occidentales.
En Irlanda, donde tuvo su origen, se encienden hogueras en las áreas
rurales; los niños, disfrazados, salen a pedir dulces, y se organizan juegos
como el snap’apple,
en el que se ata una manzana al marco de una puerta y los participantes tienen
que intentar morderla mientras está colgada.
Los padres organizan la búsqueda
del tesoro, en la que esconden un dulce o un pastel o un juego de cartas donde
los menores se llevan el premio que hay escondido debajo del naipe. La bebida
de esa noche es el Lamb’s
woos
, hecha de manzanas asadas con leche o cerveza.
En Escocia los niños compiten por dulces, cuyo concurso consiste en
contar chistes, historias o cantar. Aquí el nabo sustituye a la calabaza. Una tradición para las mujeres
es pelar una manzana frente a un espejo iluminado por un candelabro, ya que la
leyenda cuenta que si se pela la fruta y la cáscara queda en una sola tira, el
espejo mostrará la imagen de su futuro esposo.

En Inglaterra, en la noche de todas las almas, se mezclan dos fiestas:
el festival Samhain y Pomona Day, de la diosa de los jardines y frutas. Los
niños se disfrazan de un personaje tenebroso, y deben ganarse los dulces en juegos.
En Canadá, la celebración de Halloween es muy similar a la de EE. UU.
con la tradicional petición de dulces de puerta en puerta y las fiestas de
disfraces. Pero dejan atrás la tradición de disfrazarse de bruja, fantasma y
momia, porque actualmente los canadienses prefieren vestirse de personajes de
película o personalidades de la política.
En Austria, algunas personas dejan pan, agua y una lámpara
encendida en una mesa antes de irse a dormir. En el pasado se creía que estos
objetos daban la bienvenida al alma de los muertos que regresan a la tierra en
esa noche, que los austriacos consideran cargada de energías cósmicas.
Y la costumbre en Bélgica es encender velas en memoria de
los parientes muertos, mientras que para los suecos Halloween es conocida como Alla Helgons Dag y se
celebra del 31 de octubre al 6 de noviembre.

En la India existe
el rito de Mahalaya del 1 de noviembre que consiste en los rezos para invocar a
los espíritus de sus antepasados. Es de gran importancia para la vida
espiritual de los hindúes

En China se realiza el festival de Ching Ming, que es el día de los
muertos donde se visitan las tumbas de sus fallecidos. Se acostumbra colocar
ramitas de sauce en sus puertas para protegerse de los malos espíritus y si no lo
hacen, existe la creencia de que en su próxima vida vendrán convertidos en
perros amarillos.

En Japón se realiza el Matsuri, o festival callejero donde se
congregan miles de jóvenes que abarrotan tiendas y bares. También cuenta con su
fiesta de los muertos, conocida como Obon del 1 de noviembre, cuando se rinde
tributo a sus muertos.
En México, es famosa la
celebración del Día de los Muertos del 2 de noviembre que es feriado en todo
ese país. Durante tres días de fiesta se realizan desfiles por sus principales
calles y se visitan los cementerios llevando ofrendas florales y alimentos a
sus muertos.
Los preparativos empiezan el 31
de octubre con El Día de los Angelitos (Todos los Santos) que se celebra el 1 de
noviembre. Por lo parecido de las fiestas de Halloween, los disfraces de los
niños son hechos a mano en la mayoría de los casos y no comprados.
En Francia no se conoce demasiado
sobre el Halloween y fue para 1996 que se dio a conocer un poco más por
empresas estadounidenses que usaban imágenes típicas de esta época de las
costumbres de este país. Ahora se celebra en algunos lugares y por algunas
personas que hacen fiestas en sus casas, y otros lugares, promoviendo que se
disfracen. También hay quienes decoran las ventanas y ofrecen postres
especiales

En España no se celebra
Halloween, sino que es el día para recordar a los seres queridos que han
fallecido. Se celebra el Día de Todos los Santos, que es el 1 de noviembre y el
Día de los Difuntos al día siguiente cuando se visitan los cementerios llevando
flores, normalmente crisantemos.

 En estas fechas la gente aprovecha para ir al campo a
celebrar “la chaquetilla” o “castañada”, donde pasan un día en familia comiendo
castañas asadas y nueces. También lo típico en el Día de todos los Santos en
España es comer «huesos de santos», panellets, bonitas, frutas
confitadas, buñuelos o roscas de viento.

En Galicia, la tradición proviene de los celtas, desde hace mucho mas tiempo que el Halloween americano.En Galicia se conoce como el Samaín.

Fuente: Prensa Libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *