Dubai un destino de lujo

Siendo uno de los destinos más impresionantes y lujosos del mundo, puede parecer que Dubai no es un buen lugar para ahorrar dinero, pero hay muchas maneras de disfrutar de esta joya del desierto por poco dinero.  Alberga los edificios más altos del mundo así como maravillas culturales y arquitectónicas, y se siente segura de seducir a los viajeros que se aventuran entre sus arenas.

El turismo es el sector industrial principal en Dubai, ofreciendo eventos deportivos (como los hípicos), un festival de compras de un mes, un atractivo horizonte arquitectónico y fascinantes hoteles.  Para los viajeros Dubai es una mina de oro que ofrece carreras de camellos, surfear o esquiar en las dunas, patinaje sobre hielo y esquí cubierto.




Ciudad ha hecho grandes esfuerzos para asegurarse de que el transporte es fácil, asequible y práctico.  Mientras algunos visitantes optan por alquilar coches para moverse por la ciudad (especialmente cuando hace mucho calor), existen otras posibles maneras de moverse.

Los taxis son bastante baratos y cuestan unos 45 dirhams desde el aeropuerto de Dubai al centro de la ciudad (un dirham cuesta unos 20 céntimos al cambio).  Cuando use taxis asegúrese de conocer la dirección exacta de su destino, porque de lo contrario podrá pagar una tarifa mucho más alta ya que el taxi tendrá que moverse por las abarrotadas calles de la ciudad.

El recién estrenado sistema de metro (el primero de su clase en medio oriente) le proporcionará grandes ahorros.  Diseñado para descongestionar la ciudad y reducir los tiempos de viaje, se espera que el sistema esté acabado para 2015.  Hasta el momento se han inaugurado algunas estaciones en la línea Roja, que tiene conexión con las terminales 1 y 3 del aeropuerto.

Los pasajeros deben comprar tarjetas de metro recargables de las máquinas de autoventa de cada estación y recargarlas.  Un billete sencillo cuesta 2 dirhams.  Una tarjeta plateada básica cuesta 20 dirhams e incluye 14 dirhams de crédito para tarifas individuales que van desde los 1.80 a los 5.80 dirhams. La tarjeta azul y dorada es más cara y ofrece servicios como las tarjetas personalizadas y acceso a vagones enmoquetados con asientos de piel
También operan líneas de autobús en la ciudad, pero llegan a ser más lentos que el metro. La empresa de buses Big Bus Company proporciona líneas regulares por la ciudad y puede ser un buen método para moverse por los distritos por ocio.  Los billetes tienen precios muy razonables y son válidos por un perio de de 24 horas.
Como centro de tradiciones culturales y sabores de todo el Medio Oriente, Dubai alberga algunos de los restaurantes más increíbles del mundo, tanto los que coronan hoteles internacionales como los que se encuentran en bulliciosos barrios residenciales.  La comida en la calle es una opción para el viajero económico.  En Al Khayal Cafeteria podrá probar Shawarma por sólo 3.50 dirhams (consiste en carne finamente cortada y a la brasa puesta en un pan de pita junto a verduras y condimentos).

Para probar platos tradicionales del Medio Oriente pruebe la cadena de restaurantes Jabal al Noor, que se encuentra por toda ciudad.  Se pueden probar muchos pequeños platos y puede llenar su estómago por sólo 10 dirhams la pieza.
Ravi’s Restaurant, situado en Satwa Rd. es uno de los secretos mejor guardados de la ciudad, con sus mesas y sillas de plástico llenas cada noche.  Es obligado probar el pollo con mantequilla por 18 dirhams.  Tenga en cuenta que sólo los restaurantes de los hoteles tienen licencia para servir alcohol.
¿Qué se puede hacer?
Los barrios de Deira y Bur Dubai están unidos por la pintoresca Quebrada de Dubai.  Una de las maneras más baratas y pintorescas de cruzarla es tomar uno de los pequeños barcos (un abra) por 1 dirham.  Con sólo un poco de negociación, los viajeros con algo de tiempo libre en sus manos pueden alquilar un abra para hacer un tour privado.
Justo al cruzar la quebrada en el lado de Deira, verá Buró Nahar, una de las tres torres vigía que antiguamente vigilaban Dubai.   Sus bellos jardines son ideales para pasear y para tomar fotografías.
Las estrechas calles del Distrito de Bastakiya en el casco viejo invitan a vagabundear entre sus joyas arquitectónicas y sus interesantes tiendas y cafés.  La Mezquita de Jumeirah es una de las pocas que permiten a no-musulmanes entrar y aprender sobre el Islam, y tiene un bellísimo exterior.
Las playas de Dubai son un destino muy popular y ofrece todo el sol y aguas tranquilas que cualquier viajero pueda desear. Si lo que busca es ocio nocturno, Dubai está repleto de bares y discotecas (la mayoría situados en hoteles para poder servir alcohol) que atraen una muchedumbre viva y ecléctica.  La mayoría de estos establecimientos cobran entradas y las copas suelen ser caras.  Prácticamente cada bar de la ciudad tiene una banda y un DJ residentes, y hay unos cuantos bares de jazz y piano lounges con excelentes intérpretes en directo.
Imágen del Helipuerto del BurjAlarab, en el que se rodo este anuncio.
El mercado del Oro otra de las visitas obligadas.
La mezquita Zayed de Dubai
Vista aérea de la fabulosa isla de la palmera, que se puede ver desde el último piso del Burj Alarab (en el restaurante Al Mutanha)
Fuente:Turinfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *