Otoño es una estación que le sienta muy bien a algunas ciudades. Ganan en color y belleza de sus paisajes. Un clima además muy idóneo para conocer destinos dónde no hace ni excesivo frío ni calor.

Estas son algunas de las ciudades que puedes disfrutar por estas fechas.

Notredame (París)

París, una ciudad romántica y mágica en cualquier época del año, pero el otoño la viste de gala con los colores amarillos, ocres y verdes de sus parques y jardines.La luz de París en esta época también es especial y exalta con más belleza sus monumentos.Navegar por el Sena viendo como los monumentos se esconden entre árboles de bonitos colores que aún no han perdido sus hojas. Un paseo por los jardines de las Tullerias, por una alfombra de hojas secas, mientras dejas atrás en Louvre y te diriges a la Plaza de la Concordia.

Jardines de las tullerias
Castillo en Edimburgo

Edimburgo, es una época única para abrigarte y perderte entre naturaleza: los parques, jardines y cementerios se llenan de tonalidades doradas y la ciudad resplandece bajo una luz cada vez más fría, con la promesa de la Navidad acercándose. Edimburgo es todo naturaleza: pasea por Princes Street Gardens y siente el crujir de las hojas bajo tus pies. Otro imprescindible: sube a Canton Hill y disfruta de las vistas otoñales que nos brinda esta maravillosa ciudad.

Jardines de Edimburgo
Budapest

Budapest en otoño tiene un color único y es muy buena época para conocerla ya que no hay masificaciones. A mediados de noviembre comienzan con el alumbrado navideño, así que la ciudad se llena de luz y color. Si se quiere aprovechar el día, es necesario madrugar pues en otoño, a las 17.00h se hace de noche. El clima es muy bueno para pasear y darte un baño termal, en uno de sus conocidos balnearios., así como degustar la tradicional gastronomía húngara.Con frío, el goulash con spaetzle  sabe muchísimo mejor de lo que ya es.

Berna (Suíza).

La capital de Suiza , realza su belleza en Otoño. Desde el Jardín de las rosas, hay unas vistas impresionantes del casco antiguo con el colorido que deja el otoño en todos sus árboles. Callejear bajo las arcadas, Berna tiene 6 kilometros de calles techadas, que favorece el poder pasear por ellas aunque llueva.

Del 19 de octubre al 24 de noviembre tiene lugar el espectáculo de luz en la plaza federal . La fachada el parlamento se llena de luz y sonido, para representar este año el famoso cuento del “Principito”, recomendamos visitar el edifico por dentro antes del espectáculo.

Berna

Berna también se puede recorrer en bicicleta, admirando su bello paisaje. Subir a la montaña local de Berna, conocida como ” El Gurten”, en otoño se llena de gente que va  a disfrutar de la naturaleza.

El Gurten se encuentra a 860 metros de altitud y se llega en tan solo 20 minutos desde la estación de Berna (S3/31 hasta Wabern o el tranvía 9 hasta el funicular de Gurten para tomar el siguiente funicular y subir a la montaña)

Descenso en el tobogán del Gurten

Descubrir a Albert Einsten, cuya estatua se encuentra en 4 puntos de la ciudad.

Escultura de Einsten en Berna

Berna tiene una gran selección de museos, por lo que si nos cuadrase mal tiempo, también se puede visitar alguno de ellos.

Canales en Brujas

Brujas (Bélgica). Si cabe, Brujas es una de las ciudades de Bélgica más encantadoras, debido a sus canales,(conocida como la Venecia del norte) y sus casas medievales .A las orillas el canal hay muchos árboles que toman un color único en Otoño, embelleciendo a un más el paisaje. La tradición de este lugar es el chocolate, puedes encontrar muchas chocolaterías y bombonerías, mientras paseas por sus calles adoquinadas.

Pasear por Brujas en una de esas bicicletas vintage de la marca Achielle, fabricadas en esta ciudad y de la que Sarah Jessica Parker y Matthew Broderick son auténticos fans, puede ser un buen plan, o dar un paseo en barco por sus canales.

Su nombre proviene del noruego antiguo “Bryggia“, que significa puente, muelle o atracadero.

Brujas parece quitada de un cuento, una escapada en esta época del año es muy recomendable.

Estas son algunas de las ciudades europeas que os recomendamos visitar en esta época del año, pero también existen otras muchas como Roma, Copenhague , Berlín, Estocolmo o Amsterdam.

En Resumen se podría decir que Otoño es una estación fabulosa para viajar por Europa, porque no hace ni mucho frío ni calor, por los colores de los paisajes, por no existir muchas aglomeraciones y porque es más barato.

Silvia Cruces Lago

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *