Estambul

Los principales turoperadores confirman que los turistas españoles han recuperado la confianza en Egipto, Túnez, Turquía, Marruecos y Jordania.

Los españoles ya no tienen miedo a viajar a los destinos del Norte de África y Oriente Medio. Ocho años después del inicio de la Primavera Árabe, los principales turoperadores han registrado incrementos en la demanda tan evidentes que les llevan a concluir que los viajeros de nuestro país han recuperado la confianza en Egipto, Turquía, Túnez, Marruecos y Jordania, cinco de los países que vivieron uno de los fenómenos sociales, políticos y culturales más importantes, a la vez que convulsos, de la historia reciente del mundo árabe.

Los datos de la directora de Media Distancia de TUI, Ana Siverio, confirman que “existe una demanda al alza, total y absolutamente”. “Turquía ha crecido un 800%, Egipto, más de un 350%, Jordania, un 120%, Túnez y Marruecos, un 50%”, afirma con rotundidad a la revista AGENTTRAVEL.

Igual de contundentes se muestran el director comercial de Mapa Tours, Óscar Sanz, que cifra el crecimiento del número de viajeros en los cinco destinos en “más de un 200% de media”, o el director general de Catai, Fernando Sánchez, que afirma que su departamento de Oriente Medio ha registrado un aumento del 80% sobre las ventas del año pasado.

Egipto

Turquía y Egipto

Para la mayoría de los turoperadores, el crecimiento más espectacular se ha producido en dos destinos que ya antes de la Primavera Árabe resultaban atractivos para los españoles y han vuelto con fuerza: Egipto y Turquía.

Luis García, director general de Europamundo, no cree que la evolución del mercado turco tenga “tanto que ver con la Primavera Árabe como con el golpe de Estado de 2016”, pero, en cualquier caso, considera que la recuperación del país ha sido meteórica.

“En 2015, nuestro volumen a Turquía fue de más de 3.000 pasajeros y en 2016, bajó casi a la cuarta parte. En 2017, recuperamos un 50% y en 2018, prevemos una recuperación de casi el 80%”, señala García, aunque concreta que la “incorporación de nuevas rutas” también ha ampliado la oferta.

Antonio Guerra, CEO de Luxotour, coincide en que la recuperación de Turquía es “impresionante”. En cuanto a Egipto, precisa que la demanda “se ha disparado en los últimos meses”, con un aumento de viajeros “del 50%”.

Ana Siverio asegura que “Turquía ha crecido un 800%, Egipto, más de un 350%, Jordania, un 120%, Túnez y Marruecos, un 50%”

En Transrutas se muestran de acuerdo en que los destinos del Mediterráneo están de vuelta. Su directora general, Susana Ferrer, constata que han registrado los mejores datos en Egipto, Marruecos y Jordania desde 2012. Sin embargo, la directiva cree que todavía “queda mucho” para alcanzar los números de hace seis años en Turquía, a pesar de que “las ventas se hayan sextuplicado” hacia este destino.

Ferrer ordena la recuperación de los destinos del Norte de África y Oriente Medio de la siguiente forma: Marruecos, Jordania, Turquía, Egipto y Túnez. Pone en valor así a dos países como Marruecos y Jordania, que en su opinión tocaron fondo en 2015 y no han hecho más que crecer desde entonces, hasta alcanzar una subida de más del 50% de clientes por destino.

Países más seguros

En el crecimiento de la demanda de viajes a los destinos del Norte de África y Oriente Medio, han tenido mucho que ver la recuperación de la confianza y la bajada de precios.

Los países del Norte de África y Oriente Medio se perciben como más seguros que hace unos años, aunque las recomendaciones del Ministerio de Exteriores puedan resultar excesivamente alarmistas, y eso anima a los turistas nacionales a viajar a destinos que no hay que olvidar que ya estaban entre sus favoritos antes de la Primavera Árabe.

Fernando Sánchez, de Catai, lo ve claro: “En el momento en que no llegan malas noticias la confianza va creciendo y la decisión de viajar a ellos es más fácil”.

Algo similar manifiesta Óscar Sanz, de Mapa Tours, que define estos destinos como “muy agradecidos”, porque se pueden “visitar durante todo el año a un precio competitivo, gracias a su buena climatología”.

El director de Ventas de Bedsonline para Iberia, Reino Unido e Irlanda, Carlos Feliu, ofrece otro punto de vista. Para él, la normalización de estos países tiene “aspectos positivos más allá del aumento de las reservas” y “obliga a los destinos más maduros a consolidar la competitividad”.

La recuperación de la confianza y la bajada de precios, entre las principales razones que explican la recuperación de los destinos del Mediterráneo

Cuando habla de destinos maduros, Feliu puede referirse entre otros a Canarias y esa competitividad a la que hace mención será consecuencia de una de las contrapartidas que tiene la recuperación de los países de la Primavera Árabe: que el receptivo español sufra una caída en la llegada de turistas de otros países.

“Este trasvase a sus destinos tradicionales de los turistas prestados afecta principalmente a los mercados emisores tradicionales: británicos, alemanes, franceses y escandinavos, que durante los últimos tres años acudieron en masa a las playas españolas huyendo de la inestabilidad de la zona”, especifica Feliu.

En otras palabras, los viajeros europeos que durante años han escogido localidades costeras españolas para sus vacaciones pueden ahora decantarse de nuevo por destinos como Egipto, Túnez o Turquía, competencia directa del turismo de sol y playa español.

Conscientes de ello, los destinos del Mediterráneo se han propuesto motivar la recuperación (y la competitividad) con una bajada en los precios que explica su crecimiento, y que también han notado en los principales turoperadores.

Marruecos

Precios más económicos

Uno de los que ha observado esta bajada es Fernando Sánchez, que reconoce que han lanzado paquetes turísticos “con buena relación calidad precio porque las tarifas de los proveedores eran muy competitivas”.

Antonio Guerra está convencido de que en dos años los precios de los destinos del Mediterráneo subirán por el aumento de la demanda

También Susana Ferrer de Transrutas ha notado que algunos de estos países –especialmente Turquía y Egipto– “hace algunos años que están lanzando ofertas más ajustadas” y esa misma tendencia la ha percibido Carlos Feliu en el negocio hotelero.

“Por el precio de un hotel de tres estrellas en España, en Turquía tienen un cinco estrellas con muchos más servicios”, añade el directivo de Bedsonline.
Antonio Guerra, de Luxotour, comparte el punto de vista del resto de turoperadores, pero está “convencido de que en los próximos dos años la tendencia cambiará y los precios subirán bastante a causa de la demanda”.

Habrá que analizar, en ese momento, si el turismo español ha gestionado con éxito la recuperación del Mediterráneo. Lo habrá conseguido si los destinos españoles mantienen la afluencia de turistas extranjeros, mientras que las agencias y los turoperadores aprovechan el potencial de los países emergentes.

Fuente: Agenttravel

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *