¿Sabéis de qué ciudades estamos hablando? 
Un destino muy recomendable para visitar estas
navidades.
Se trata de la región
de Flandes con ciudades tan encantadoras como: Amberes, Brujas, Bruselas,
gante, Lovaina y Malinas
y muy muy dulces debido al chocolate que encontraréis
por todas partes.
Es ideal para viajar
con niños. Os esperan sus mercadillos navideños, pistas de patinaje sobre
hielo, chocolaterías para pequeños y grandes gourmets, canales y palacios,
norias gigantes, fuegos artificiales
….los
viajeros que se acerquen a esta región belga durante el mes de diciembre
tendrán la ocasión única de vivir una estancia con todos los ingredientes del
espíritu navideño.
Tienen
algunos de los mercados navideños más célebres de Europa, oferta cultural
destacada y multitud de actividades para realizar en familia con la fama de ser
además un destino asequible y bien comunicado con España.
Mercado navideño y pista de patinaje en Valonia
El sol de otoño en el horizonte
proporciona a Flandes un aspecto aún más encantador. La región sigue rebosante
de patrimonio en esta temporada: los bosques flamencos, el surrealismo de
Magritte, los maestros de la pintura flamenca, los Flandriens en los campos…
son algunas buenas razones para visitar Flandes en otoño.
Bosque otoñal
Si os gustan las
bicicletas, Flandes es el lugar ideal para conocerlo montado en una.Pocos
países hay en Europa que permitan desplazarse tan cómodamente en bicicleta como Bélgica, y la
zona de Flandes no es una excepción. Es facilísimo conseguir unas bicicletas en
cualquier parte (hay empresas privadas pero algunas ciudades también ofrecen el
servicio), está todo señalizado y existen carriles para ir prácticamente a
cualquier sitio.Además hay rutas específicas
para ciclistas que rodean parques y pueblos que los habitantes usan para desplazarse
pero que se convierten en excursiones perfectas si hace buen día y no tenemos
prisa.
En Bicicleta por Flandes
La ciudad de Lovaina es la ciudad
universitaria por excelencia del centro de Europa. Aquí no os podéis
perder la Biblioteca o la
cervecería Domus en la calle Tiensestraat, 8.
Biblioteca de la universidad de Lovaina
ruta de la cerveza por Lovaina
Otra ciudad que merece
la pena visitar en Flandes es Brujas,
su nombre le viene dado por los numeroso puentes que tiene, es una típica
ciudad medieval del norte de Europa.
Brujas
Si visitáis Flandes con
niños, no dejéis de visitar el parque de atracciones de Bobbejaanland, en este parque os podréis alojar y hacer visitas desde él.
Otra
atracción que no puedes perderos es el Atomium,(Bruselas). la archiconocida construcción/escultura/cosa que se
ha convertido en un símbolo para los belgas. Las vistas desde arriba
son espectaculares y las construcciones y exposiciones interiores merecen
muchísimo la pena.

 

Vistas desde el Atomium
Con lo
de moda que se han puesto los Gintónic y resulta que en Flandes ya existe una
ciudad de la ginebra desde hace años. Hasselt, una ciudad flamenca de 70.000
habitantes, tiene el honor ser reconocida como la capital de esta bebida y
celebrar la Fiesta de la Ginebra el tercer fin de semana de octubre.
Hasselt en Bélgica
Para los aficionados a
la fotografía Flandes es el lugar ideal para sacar fotos. Que la Escuela de Amberes (y la pintura flamenca en
general) fuera tan importante durante los siglos XVI y XVII no es casualidad dada la luz,
los colores y la arquitectura
 de esta zona
Amberes.
El chocolate y la cerveza
es otra de las cosas atractivas del lugar, los hay por todas partes y merece la
pena degustar estos.
Bombones en Bélgica
“Delirium Temens”, la cervecería más famosa de Bruselas
Hay un sinfín de razones
por las cuales no puedes dejar de visitar esta región.

 

Silvia Cruces Lago
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *