Acantilado de Cabo Girao
Continuando con la 2º parte del viaje a Madeira, en este
post os contaremos las rutas por la naturaleza que este destino nos ofrece.

Las levadas de Madeira son uno de los mayores atractivos del archipiélago, sobre todo para los amantes
del senderismo
, que pueden elegir entre múltiples rutas, ya que
Madeira cuenta con 2500 kilómetros de levadas y de senderos.
 Las levadas son canales de agua de una profundidad de 50 cm. que se
encuentran por toda la isla y que, en su origen, estaban destinadas para
abastecer de agua a la región del sur de Madeira para regar las plantaciones y
para llevar agua a las aldeas, que era más seca que la región norte.

 

Levada
Entre las levadas mas atractivas de la
isla está la que sale de Santana, un pueblo típico con unas construcciones muy
atractivas, casas triangulares. En el pueblo se pueden visitar alguna de estas
casas , hoy convertidas en tiendas de subvenir, turismo, floristerías etc.

Santana
La levada es muy recomendable empieza en
el parque Queimadas, en un pequeño aparcamiento con las construcciones típicas,
se inicia la levada atravesando un bosque, después el camino se va estrechando,
teniendo que caminar en algunas ocasiones por los 20 cm de muro de la levada,
con precipicios de más de 200m, en todo momento hay cables de protección.

Levada
Hay que
llevar linterna y chubasquero, pues hay bastante agua que cae por las paredes
durante el camino y se pasan 4 túneles, alguno un poco largo y bajo

Hay varias
cascadas hasta llegar a una preciosa cascada (Caldeiro Verde), todo el paisaje parece sacado de parque
Jurásico.

Levada Caldeiro Verde

A lo largo de las levadas, puedes contemplar la abundante
vegetación, flores, árboles y plantas que dan el nombre a esta isla, conocida
por muchos como “Jardín Atlántico”.

Además Madeira por su relieve, cuenta con maravillosos
miradores, que permite contemplar la belleza de sus acantilados. En Cabo Girao, al sur de la isla, encontramos
un mirador con el suelo de cristal, lo que daba un poco de vértigo, al ver el
mar bajo tus pies, a 589m de altura.

Suelo de cristal en el mirador de Cabo Girao

Otro de los miradores a destacar es el Pico Aeiro 
con 1818 metros, uno de los más altos de la isla. Es accesible en
coche. Desde él se puede ver Porto Santo, la isla vecina.

Pico Aeiro

Una de las maravillas naturales, la encontramos en Porto Moniz.

Poder disfrutar de unos baños en el mar, entre rocas,
dónde rompía el mar. Con accesos preparados a través de escaleras, que
facilitaban la zona de baño.

 

Porto Moniz



Porto Moniz
 

Estas son algunas de las cosas que podréis hacer en Madeira, como veis es un destino con muchas posibilidades y especialmente recomendado para los amantes de la naturaleza.

Unas próximas buenas fechas podrían ser las del puente de Diciembre, para hacer una escapada. Os dejamos esta oferta que puede resultar de vuestro interés para conocer este destino.


 
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *